Filosofía vs Publicidad

En estos días se hizo público una denuncia por la oferta de vacunación privilegiada a una persona conocida en el ambiente intelectual. Más allá de los pormenores del caso, lo que me llamó la atención fue un comentario no menor que hizo la ensayista/escritora y que se lee en un fragmento del mail que ella envió rechazando la oferta de vacunarse antes, con la condición de hacer campaña. Dice así:

“(…)  fue a la facultad de Filosofía y Letras no a estudiar publicidad a todo trapo sino a aprender a reflexionar sobre las consecuencias de la primera idea que se le pase por la zabiola (…) a no precipitarse con la primera idea publicitaria, sin pensar en la dimensión moral de todo el asunto”.

Este mensaje me llevó a mí a la reflexión personal.

El primero pensamiento (reaccionario, digamos) fue defender a la comunidad del marketing (publicitaria) ante la expresión ligera de “publicidad a todo trapo”, como si fuera una práctica común.  Tiene una connotación negativa que seguramente es demasiado generalista y claramente injusta y merece algún descargo. El marketing bien entendido no es ligero y apurado, sino detrás de lo que se expresa y hace, hay generalmente expertos que hacen de esto una profesión, que no actúan a todo trapo sino pensando, y que mucho de lo que se ve y conoce del marketing (que nos rodea) es resultado de pensamiento, trabajo y buen tiempo invertido.

Pero luego del primer impulso que se me cruzó por la “zabiola”,  creo que lo dicho sirve para validar lo importante de tener un marketing reflexivo. Donde el pensar y reflexionar genuinamente sobre lo que se hace y su por qué, debe tener su lugar, mirando siempre su efectividad y su intención comercial pero sin dejar de dimensionar su impacto y medición ética.

Si bien es cierto que las urgencias nos llevan a veces a trabajar en forma demasiado superficial, y que las presiones nos llevan a empujar aquello que a veces no queremos, el marketing se debe su propio respeto a lo digno de su profesión.  Dándole y dándose el tiempo y espacio para hacer cosas que pasen por más de un filtro.

Reflexión y no apuro, sería el mensaje a recordar.  Actuando así, es el mejor marketing que podemos hacer de nuestro marketing.

Compartí
0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments