El CV perfecto

En la preparación de entrevistas y en la confección de CVs, la «jurisprudencia» indica que se deben indicar los logros (grandes logros) describiéndolo con medidas concretas de los resultados, y que no basta con indicar acciones puras: lo que se cuenta que hiciste tuvo que tener impacto.

También te sugieren que a la de describir tu performance, sean historias bien ensayadas y contadas. Donde los problemas sean problemas grandes, grandes conflictos que tuviste que enfrentar y de las que saliste airoso (vos y tu empresa y grupo) gracias a tu pericia y buen tino.

Es más, las debilidades nunca son realmente debilidades. Son fortalezas escondidas que solo es cuestión de encontrar la oportunidad para revertirlas. Nunca uno es débil de verdad, solo es una transición hacia un estadio de fortaleza superior.

Por último, a pesar de esa coraza de sapiencia, experiencia y resultados excelsos, se esconde un humano que hace deportes, practica hobbies curiosos y tiene tiempo para hacer obras de bien y ayudar a más de un hogar y sociedad de beneficencia.

Me pregunto, todo este recorrido discursivo, ¿vale la pena? En el sentido de que ¿termina siendo creíble para alguien? Parece ser un juego de construcción de un personaje casi mitológico, sin fisuras ni grietas. Donde gana la vacante, el puesto u oportunidad no solo aquel mejor preparado, sino aquel que se la “cree más” y lo performa mejor en una serie de capítulos de entrevistas cual serie de streaming.

Todo esto pasa más de lo que uno cree.

Sin embargo, creo que allá al fondo se abre una forma de ser y creerse gerente con otras características que son muy distintas a las que se pretende en ese CV perfecto. Un ser más humano, más cercano, obsesivo por el resultado pero también por la tarea, con la preocupación por el otro más realista y cotidiana (sin fuegos artificiales que  lo muestren) y sobre todo con la debilidad a flor de piel, como parte de su integralidad y sin esconderla o transformala discursivamente, simplemente como algo que es y que los demás deben convivir pero sobretodo completar.

En ese cambio, tal vez el CV refleje realmente lo que uno es y no los que otros dicen que deberías ser. Bienvenidos los CV imperfectos.

Compartí
5 1 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
1 Comment
Newest
Oldest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Marcela
Marcela
2 meses atrás

Hola Diego. Comparto tu opinion y siempre me resisti a poner esos logros maravillosos cuantificados ( pero que en el fondo son absolutamente incomprobables). La pregunta que me hago es: los profesionales de RRHH que hacen busquedas… no saben q son o pueden ser ficticios o prefieren ver quien tiene la mejor autopublicidad ?