Un comercial con pocas palabras

McCafeLa tentación de todos los que hacemos publicidad es llenar de palabras cualquier mensaje que queramos transmitir. Donde lo que decimos, cuanto decimos y como lo decimos tiene un protagonismo a dimensionar. Hasta el “casting” de locutores es todo un tema..

Ahora bien…  ¿y si vemos un comercial sin que se emita sonido? Vean este ejemplo.

Ahora deben pensar “no entendí nada”: ¡Claro!.

Pero les aclaro: el muchacho le escribe a su papá en el vaso de café “I like boys”. El padre vuelve y le escribe “I accept, you like boys”.

Veanlo de nuevo y ahora sí…cierra.

Es un claro ejemplo de la marca, de mostrar el ámbito de los Mc Café como un lugar para también poder tener conversaciones… personales, más privadas.  Pero recurriendo a la simpleza, a las imágenes, y a pocas palabras. Tocando un tema difícil de encontrar en las “historias” de las marcas, jugando con la idea de un primer enojo y luego un final feliz.


Diego Regueiro

Director Ejecutivo
www.marketingyestrategia.com
¿Te gusta?

Compartí

Dejá un comentario

Se el primero en comentar el artículo


 
Artículos relacionados