Reconocimiento facial y el marketing

El reconocimiento facial es una tecnología que permite distinguir e identificar caras, en función de la captura de una imagen digital y su comparación con una base de datos (de caras obviamente) preexistente. Esta tecnología permite así identificar rostros y personas.

Marketing ha “captado” esta tecnología, para utilizarlo en acciones concretas con sus clientes. Y a veces en forma muy creativa.

Vean este ejemplo. Para el lanzamiento de una nueva línea de productos (gelatina) para adultos, la marca Jell-o Temptations desarrolló un dispositivo de muestras gratis SOLO para gente adulta. Y gracias a la tecnología, la misma puede distinguir si el consumidor potencial es un adulto o no, y si es demasiado joven, denegarle el postre.

Este dispositivo se incluyó estratégicamente en el Shedd Aquarium de Chicago con el fin primario de llamar la atención de los … niños. Es así, son ellos los más proclives a probar e interactuar con la tecnología, y el hecho de denegarles el premio, una excusa magnífica para que llamen a sus padres y prueben ellos.

Un ejemplo de una nueva segmentación (discriminación) de la mano de la tecnología.


Diego Regueiro

Director Ejecutivo
www.marketingyestrategia.com
¿Te gusta?

Compartí

Dejá un comentario

Se el primero en comentar el artículo


 
Artículos relacionados