Nada es para siempre

nada es para siempre

Así dice una canción de Fito Paez, y que canta muy bien Fabiana Cantilo.

Nada es para siempre, y más en el mundo de hoy tan cambiante.

Lo que era una fija, deja de serlo. Ese cliente tan fiel que tanto te compraba y te contrataba, ya no viene más. Ese cliente que representaba el 80% de tu facturación, cambió de rubro, se mudó a otro país y directamente decidió cerrar.

Ese jefe que tanto te fastidia, de un día para otro deja de ser tu jefe y se va a otra empresa. Esa jefa que te llevas tan bien, se va a la competencia y te deja desamparado.

Tenias todo digitado, eras el “elegido” para suceder a tal en ese puesto, y sin embargo, de un día para otro pasaste a ser uno más en la elección. Aquellos que tanto te conocían en ese lugar, ahora tenes que presentarte y contarles de cero quien sos, que haces, porque sos bueno y porque vale la pena que te contraten o te mantengan en ese puesto.

Ese gran líder y responsable de todo, de un día para otro deja de serlo y no está más. Y lo peor de todo, que al tiempo (muy poco tiempo) pasa de ser casi imprescindible a alguien totalmente olvidable (y sin culpa).

Nada es para siempre, todo gira y gira, a veces como la calesita llevándote casi sin querer al mismo lugar, pero en otras cual catapulta te lanza a lugares nuevos y desamparados. Todo bajo el mismo precio, clima, viento y circunstancias.

¿Qué hacer? Se dice que hay que tener un plan B, a veces funciona, pero a veces no, y tampoco es que se puede tener un plan B para todo, es como vivir dos vidas en paralelo…imposible.

Sí, se puede estar atento a los cambios, y a veces verlos venir. A veces sí,  pero a veces es imposible. Si se puede estar livianito, eso ayuda. Tener poca melancolía y saber cerrar las páginas rápidamente.  Saber también que cuando las tormentas vienen, pueden venir con todo y soplar de todos lados, sin dar tregua ni paz.  Pero también saber que luego de la tormenta, siempre viene un momento de paz.


Diego Regueiro

Director Ejecutivo
www.marketingyestrategia.com
¿Te gusta?

Compartí

Dejá un comentario

Se el primero en comentar el artículo


 
Artículos relacionados