Llamar la atencion (Así NO)

En la nota anterior remarcábamos como la atención es un bien escaso, y como la creatividad es un camino posible para despertar el interés de los consumidores.

Pero el llamar la atención tiene sus límites. Veamos este ejemplo: 

RENAULT USADOS.                 Paula Hernández, 40 años, 2 veces divorciada.

Así, NO se debe llamar la atención. Podemos discutir si este aviso es creativo o no, pero en definitiva, es una discusión que NO importa. La atención se debe llamar, y lograr, pero con algunos criterios que no se deben trasponer. El respeto, ante todo.

No todo vale, con tal de llamar la atención.  Y es el consumidor el que finalmente juzga (y te juzga) si esto no se respeta.


Diego Regueiro

Director Ejecutivo
www.marketingyestrategia.com
¿Te gusta?

Compartí

Dejá un comentario

Se el primero en comentar el artículo


 
Artículos relacionados