La importancia del POP (punto de venta)

Un viejo lema dice que “Lo que NO se ve, no se compra“.

El otro día fui víctima de esta verdad.
“Seducido” por una promoción de descuentos de un banco, fui un día a un shopping de zona Norte para hacer algunas compras aprovechando la oportunidad.

Muy grande fue mi decepción al encontrarme con que:

– si bien la promoción indicaba que “todo el shopping” tenía acordada la promoción, en ningún lado el centro comercial lo comunicaba
– si ibas comercio por comercio, algunos lo hacían (los menos), pero la mayoría no.
– y una vez inducido (es decir, entrando al comercio), la mayoría desconocía de la promoción, a pesar de estar supuestamente vigente.

El mejor ejemplo (o el peor) se dio en un local donde finalmente hice mis compras. Al primer vendedor que me crucé, le pregunté y me negó que existiera. Por las dudas, insistí, el vendedor esta vez consultó en la caja y efectivamente el descuento estaba vigente.

¿Qué falló aquí? TODO. Obviamente, no hubo una buena comunicación con los canales, no se informó debidamente a los vendedores (los que más deben saberlo) y tampoco se dispusó de inversión suficiente en el punto de venta con calcos, totems, folletos o cualquier otro elemento, para orientar al consumidor a hacer uso de este beneficio.

Es muy típico, un error habitual, que sólo con la comunicación masiva, o un e-mail marketing, se piensa que basta para que las cosas pasen. Error! Hoy el marketing te pide estar presente en todos los puntos de contacto, con una presencia firme y consistente.

¿O hay mejor lugar para estar que en el momento donde el consumidor efectivamente hace su compra?. Como deciamos al principio, lo que no se ve, NO se compra. Lo que no informamos en el POP (punto de venta), es pérdida de ventas SEGURO.


Diego Regueiro

Director Ejecutivo
www.marketingyestrategia.com
¿Te gusta?

Compartí

Dejá un comentario

Se el primero en comentar el artículo


 
Artículos relacionados