IKEA y la transexualidad

La publicidad ha tocado el tema de la homosexualidad y otros relacionados, en forma muy esporádica y tangencial. Son temas difíciles de tratar y que las marcas deciden no incursionar en forma activa. Son pocos los ejemplos (pueden ver las notas “Starbucks y el matrimonio gay, “Marcas que toman partido“, Esto no es para todo el mundo) como raros exponentes del tema. Pero mucho más difícil de encontrar es alguna marca que trate el tema abiertamente de la transexualidad.

Sin embargo, tenemos un ejemplo por más elocuente. La marca sueca de muebles IKEA recientemente ha lanzado una campaña en Tailandia donde puede verse a un hombre y a una chica  paseando por una tienda. Todo parece normal hasta que la chica ve que hay almohadas rebajadas, y se pone tan contenta que, para horror de su novio, deja al descubierto su verdadera voz. El anuncio termina con una imagen de la chica, cargando varias cajas sobre los hombros, mientras su novio huye aterrorizado de ella.

Pero lo más extraño, no es que IKEA trate el tema, sino que lo haga en forma recurrente. En el año 2010 en España, la marca realizó otro aviso donde se puede ver como una mujer se despierta tras someterse a una operación quirúrgica en un hospital. A medida que avanza, queda claro que la mujer se ha sometido a una operación de cambio de sexo.

Y mucho más allá en el tiempo, en el año 2006 en Francia, también se realizó un aviso, donde se ve como una mujer se golpea contra una mesa mientras camina por la noche por su casa, dando cuenta así de su condición.

¿La explicación de esta afinidad entre IKEA y la transexualidad? Desconozco, así también el porqué de su decisión, y si es resultado de la casualidad o que esconde una estrategia comunicacional definida. Lo que sí es claro, que en un tema difícil, donde existen pocos casos, la marca IKEA ha sido precursora y recurrente.


Diego Regueiro

Director Ejecutivo
www.marketingyestrategia.com
¿Te gusta?

Compartí

Dejá un comentario

Se el primero en comentar el artículo


 
Artículos relacionados