El marketing y las bolsas de plástico

El marketing trata de descubrir las necesidades de la gente, y sobre ella, plantearles soluciones y alternativas, que le agreguen valor. Los estudios de mercado presentan diversas técnicas para ahondar en los consumidores y descubrir aquellas cosas que importan y hacen la diferencia.

La observación es una de las tantas técnicas.  Hay cosas que son más profundas y otras que están más que a la vista. Sobre estas últimas, me refiero con las bolsas de plástico. Habitualmente voy una vez por semana a comprar a supermercados e hipermercados, y al llegar a la caja, me encuentro en todos con la misma situación: el tener que pedir bolsas más grandes. Sin embargo, al pedirlas, nunca las tienen en las cajas. Te mandan entonces al “centro de atención al cliente”, donde tenes que sacar número o esperar que te atiendan (dejando el pedido en la caja y a veces haciendo esperar al que sigue). En el mejor de los casos, tienen, pero no suficientes.  Además, nunca me encuentro sólo cuando voy a pedir las bolsas grandes. Siempre hay otros consumidores con la misma necesidad y la misma frustación.

¿Cuántas veces se puede “observar” una necesidad en forma tan concreta? ¿No queda más que claro, que los consumidores quieren y desean tener bolsas más grandes? Ante el alto nivel competitivo que existe entre las distintas cadenas, ¿a ninguna se le ocurrió como algunos detalles como bolsas más grandes pueden hacer la diferencia? Obviamente, no. Pero sólo bastaba mirar un rato las cajas y observar. No mucho más.

El marketing puede parecer una tarea compleja, pero a veces es bien sencilla. 


Diego Regueiro

Director Ejecutivo
www.marketingyestrategia.com
¿Te gusta?

Compartí

Dejá un comentario

Se el primero en comentar el artículo


 
Artículos relacionados