El bien y el mal definen por penal

bien y mal

De pronto, ese mal jefe, ese gerente “maldito”, nos enteramos casi por casualidad, que tiene una “mascota”, que la trata con cariño.  Parece que tiene un lado no oscuro, parece que en otros ámbitos… ¡es una buena persona!

En la misma línea, aquel excelente jefe, aquel ponderado como gran persona, un ejemplo a seguir, una persona que se destaca por su buen criterio y su hombría de bien… de pronto un día muestra un lado oscuro casi desconocido, y tiene un acto que no corresponde con la definición anterior.

Entonces, ¿cómo es? ¿El bueno no es tan bueno? ¿El malo no es tan malo?

Hay una canción de la banda Divididos, en su canción “Que ves”, que dice en una parte “el bien y el mal definen por penal”. Es una buena síntesis de lo que realmente sucede. El bien y el mal conviven en todos nosotros. No existen los 100% buenos, ni los 100% malos. El bien vs el mal  es un conflicto permanente en las personas, y porque no en los jefes.

La diferencia está en que en los buenos jefes, el bien gana siempre pero no sin goles en contra. En los malos jefes, pasa lo contrario: la derrota es inevitable, pero no sin antes pelearla un rato, y con algunos goles anotados.

En definitiva, no existen buenos y malos jefes en forma absoluta. La clave está en cómo dominar los demonios internos: no por pecar alguna vez, te convierte en un terrible pecador, pero ojo con que sea la conducta habitual. Siempre el lado bueno es el camino más gratificante, pero nunca el más fácil.


Diego Regueiro

Director Ejecutivo
www.marketingyestrategia.com
¿Te gusta?

Compartí

Dejá un comentario

1 Comentario en "El bien y el mal definen por penal"


Invitado
Laura Soler
10 minutos 33 segundos atrás

Con las redes, las exposiciones de la intimidad o de algunos aspectos de lo privado muchas veces hacen que una “buena persona” sea vista o reconsiderada luego de un paneo por sus preferencias por ejemplo:
Politica, posiciones ante temas sensibles en la sociedad, relación con el medio ambiente, posturas ante las nuevas formas de entender o no la diversidad… también puede suceder lo contrario por supuesto.

 
Artículos relacionados