AXE y una vuelta de tuerca

La marca AXE se ha visto siempre identificada con un estilo de publicidad sexista, algo machista y exageradamente pretenciosa en su promesa. Sin embargo, se le ha perdonado esas trasgresiones porque la comunicación venía de la mano de una gran creatividad.

Un ejemplo de las distintas campañas memorables de la marca.

Ahora bien…

Llevada por ciertas tendencias y con vistas a lavar cierta imagen, la marca parece que ha tomado otro rumbo. Por lo menos, así lo indica la campaña realizada en Canadá.

¿Qué les parece? ¿Es un cambio viable o atenta contra su identidad? ¿Tiene recorrido en este nuevo “tono”?

¿O extrañan las viejas campañas?


Diego Regueiro

Director Ejecutivo
www.marketingyestrategia.com
¿Te gusta?

Compartí

Dejá un comentario

Se el primero en comentar el artículo


 
Artículos relacionados