¿Abandonando a un perrito?

Perrito

¿Abandonar a un perrito lindo y querible? ¿Cómo es posible?

La idea de este comercial (que no es nueva) es el de jugar a “engañar” al que mira, llevando la historia para un lado, para luego rectificar el rumbo con un porque algo fantasioso pero liberador de culpas.

Por suerte, el abandonado es un auto y no un perro.


Diego Regueiro

Director Ejecutivo
www.marketingyestrategia.com
¿Te gusta?

Compartí

Dejá un comentario

Se el primero en comentar el artículo


 
Artículos relacionados