15 minutos de atención

15 minutos

Tuve la oportunidad hace unos meses de compartir una filmación de un comercial con un director muy conocido y exitoso, tanto en el ámbito de la publicidad como del cine, contando en su haber con varias películas filmadas, algunas superando el millón de espectadores.  Siempre es interesante esos contactos porque se aprende de gente que ha logrado hacer las cosas bien.

En ese contar cosas, nos cuenta de su relación con un también encumbrado productor, y nos comparte: “él tiene ventanas de atención de 15 minutos: es el tiempo que te dedica y donde te presta atención. Luego de ese tiempo, pasa a otra cosa, y si no aprovechaste esos 15 minutos para plantear lo que tenías que decirle, debes esperar para tener “otra” oportunidad”.

Suena extremo, ¿no?

Más allá de la estructura segura que esa persona tiene con su vida y el trabajo, lo que queda como tema es el uso del tiempo. En ese sentido, “¿cómo hacemos efectivo nuestro tiempo?”. “¿Qué pasaría si nos propusiéramos también que, por ejemplo, cualquier reunión fuera acotada en su tiempo y precisa en su foco y tema?” ¿Seríamos más eficientes?”

En un mundo como hoy, donde el tiempo es lo que NO sobra, el mejor uso del mismo es seguramente un valor. Tal vez 15 minutos sea exagerado, pero comenzar a tener conciencia de su valor y sobretodo compartirlo con la gente para sacarle provecho, puede ser un camino de película.


Diego Regueiro

Director Ejecutivo
www.marketingyestrategia.com
¿Te gusta?

Compartí

Dejá un comentario

Se el primero en comentar el artículo


 
Artículos relacionados